Técnica del decoupage con Artepatch de Artemio

¡Hola! Retomo de nuevo el blog para explicaros paso a paso cómo he decorado un plumier en madera bruta utilizando la línea de productos Artepatch de Artemio para decoupage.

plumier artepatch

El material principal que he utilizado es uno de los modelos de papel Artepatch que nos propone la marca. Se trata de una hoja de gramaje fino pero resistente que se aplica de forma fácil sobre un gran número de superficies tales como cartón, poliestireno, metal, cristal, cerámica, tela, lienzo o madera como en este caso.

DSCN7113

Antes de aplicarlo sobre el plumier y una vez retirados tornillos y bisagras, voy a aplicar una capa de gesso blanco sobre el exterior de ambas piezas. También podéis utilizar pintura acrílica blanca. La razón reside en la semitransparencia del papel. Como se ve en la foto, si lo colocamos directamente sobre la madera, el resultado será más discreto que sobre un fondo blanco (aquí simulado con la ayuda de un folio colocado debajo del papel). Igual ocurriría sobre un objeto que recicléis y que ya tenga un color o un estampado que pueda apreciarse a través de él, en ese caso también se impondría el uso de una capa de gesso o pintura blanca.

1

Además, teniendo en cuenta los colores vivos que posee el estampado de este modelo, el pintar de blanco previamente la superficie los hará destacar más.  De todas formas no es necesario preparar de forma especial la superficie (salvo eliminar el polvo u otro tipo de suciedad).

2

Una vez que la capa exterior está seca, he pintado el interior de rojo con la pintura Neopaque Russet para combinarlo con el estampado. Si preferís, podéis hacerlo una vez decorado el exterior o incluso antes de haber pintado de blanco el exterior. Creo que podemos aplicar la propiedad conmutativa siempre que no invadamos la zona que no debemos (para ello una cinta de pintor puede seros de utilidad).

3

Una vez que esté completamente seca la pieza se puede comenzar a aplicar el papel.

He situado una de las dos partes del plumier sobre el papel para hacerme una idea de las dimensiones del papel que necesitaremos. Se trata de decorar en primer lugar sólo la parte superior de la pieza, el lateral lo haré a continuación. Corto un trozo equivalente a su superficie más un añadido de unos 0,5-1cm a lo sumo. También podemos trazar el contorno con un lápiz de forma sutil y recortar después a esa distancia del contorno.

4

5

Ahora hay que pincelar la superficie con el barniz-cola. Para ello he utilizado el de Artepatch y uno de los pinceles de la misma línea de productos.

6

A continuación, he colocado el papel y alisado suavemente.

7

Para eliminar las burbujas he utilizado una lámina de plástico (vale por ejemplo una funda para folios) que he colocado por encima y después he pasado un trapo realizando movimientos circulares, desde el centro hacia el exterior. Si lo hiciéramos sin el plástico corremos el riesgo de desgarrar el papel, que humedecido por la cola, se vuelve más frágil. Una vez hecho, he aplicado una capa de barniz cola para protegerlo.

8

Ya seco he eliminado el sobrante con ayuda de una lija. Para ello he frotado únicamente el canto  de la parte superior. Es muy importante utilizar el ángulo correcto para que sólo lijemos el canto y no dañemos la superficie ya decorada.

10

Esto hará que el sobrante pueda retirarse fácilmente tirando suavemente de él ya que no opondrá resistencia. Si así fuera se debe insistir con la lija y no tratar de arrancarlo de cuajo para no dañar al que ya está adherido.

11

Una vez eliminado le he dado una segunda capa de barniz para aumentar la protección del trabajo ya realizado.

12

Ahora vamos con el lateral. Esta vez he cortado un par de tiras (ya que una sola no abarca todo el perímetro) con un ancho superior en 0,5-1cm al de la cara lateral. 13Lo he pegado de la misma forma que anteriormente. Para colocarlo lo he dejado sobrepasar en apenas 1-2mm  el borde superior. Una vez colocada la tira, la remataré pegándola hacia arriba sobre la parte ya decorada.

14

Con esto nos quedará un canto perfecto y será invisible la transición entre la parte plana y el contorno ovalado. Después colocaré la siguiente tira superponiéndola apenas a la anterior para que no se note el añadido. Vuelvo a utilizar el truco del plástico y retiro el resto de tira que no necesito una vez que el contorno ha quedao cubierto del todo. Finalizo barnizando para protegerlo.

15

Una vez seca, repetimos la operación de lijado , retirando el sobrante.

16

He barnizado de nuevo un par de veces toda la parte exterior de la pieza para añadir protección extra al conjunto (siendo un estuche para el cole va a estar muy expuesto a roces). El acabado de este barniz es satinado, es decir con un ligero brillo y totalmente transparente. Recordad que entre capa y capa hay que dejar secar completamente.

Haremos lo mismo con la parte inferior del plumier y finalmente colocaremos de nuevo el cierre y las bisagras.

17

Ya tengo mi plumier terminado. El resultado final es genial ya que el papel se ha adherido tan bien a la superficie que cualquiera diría que lo he pintado en lugar de forrarlo. El haberlo hecho en dos partes, separando la cubierta del contorno, ayuda en buena medida ya que hemos evitado pliegues, minimizado las superposiciones y la aparición de imperfecciones tales como arruguitas que son más difíciles de controlar con un solo trozo de papel que abarque toda la pieza.

En esta foto podéis ver en detalle a lo que me refiero 😉 La superficie queda lisa y no se aprecia superposición entre la parte superior y el contorno de la pieza.

DSCN7108

 

Otra forma para aplicar el papel sobre el objeto en cuestión es cortar pequeños trocitos e irlos superponiendo sobre toda la superficie. Para este estampado en particular que no guarda simetría en cuanto a la disposición de las flores, podría ser una alternativa pero para otros en los que se “rompan” los motivos (ilustraciones, textos, rayados, cuadículas, etc)  ya no lo es tanto y es preferible separar el proceso en secciones para asegurarse un buen resultado final.

Pues eso es todo por hoy, como veis es una técnica con la que de forma fácil podéis decorar piezas en bruto o bien darles una segunda vida a esos objetos (también llamados trastos 😛 )  que tenéis muertos de risa en una caja o en el trastero 😉

DSCN7092Espero que os haya gustado este tutorial y ya sabéis, cualquier duda que os surja podéis dejarla en forma de comentario para que pueda responderla. Y si os animáis a aplicarla, estaré encantada de ver el resultado  ;-).

¡Hasta la próxima!

Materiales que he utilizado

 

FacebookTwitterPinterestGoogle+Google Bookmarks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *