Crea tu álbum con encuadernación de tornillos (I)

Si alguna vez te has preguntado cómo hacer un álbum con encuadernación de tornillos creo que esta entrada te va a interesar…

¿Es complicado de hacer? Pienso que no, en todo caso un poco laborioso pero mi objetivo es explicártelo paso a paso para que puedas hacer el tuyo propio con estas medidas o las que se adapten a tu proyecto en particular. ¿Me acompañas?

Como quiero hacerlo con todo detalle, he decidido dividir el tutorial en varias partes. En la última encontrarás, además, la ficha resumen con el esquema y medidas de las partes para que puedas descargarla.

1- Introducción. ¿Qué tiene de especial un álbum con encuadernación de tornillos?

Yo lo resumiría en una palabra: práctico.

Los tornillos le confieren una ventaja a este tipo de encuadernación ya que es modificable y expandible. El contenido del álbum evoluciona según nuestras necesidades, conservando su aspecto exterior.

Modificable:  porque podemos extraer las páginas y volverlas a colocar, cambiar el orden…

Expandible: porque podemos ampliar su capacidad de forma sencilla, añadiendo alargadores a los tornillos y modificando el ancho del lomo en caso de necesitarlo.

Es el sistema que utilizan, por ejemplo, los álbumes a base de fundas para proteger las láminas de scrapbooking de la marca Artemio, entre otras. Y es precisamente con la utilización fundamentalmente de materiales de esta marca con lo que os voy a enseñar a hacerlo, con páginas de cartulina de alto gramaje en lugar de fundas.

Utilízalo como álbum de recuerdos, archivador, álbum para firmas o crea un regalo hecho a mano para ofrecer a quien quieras.

2- Cortando las tapas

Las medidas de las tapas dependerán, evidentemente, de las hojas que vayan a albergar en su interior. Yo voy a utilizar hojas de cartulina kraft de color blanco en tamaño A4. En el extremo de cada una se situarán los agujeros para ser encuadernadas, por eso realizaré un doblez con el objetivo de reforzarlas en esa zona. El tamaño de esas hojas será por tanto de 26,5x21cm (las medidas, en todo momento las daré en formato de ancho x alto).

Para crear la tapa, utilizando cartón de encuadernar de 2mm,he dejado un borde de 0,5cm en los lados superior e inferior así como en el extremo derecho. Es decir, las tapas medirán 27x22cm. Para tu proyecto particular, con medidas diferentes, ten en cuenta este borde a la hora de cortar el cartón.

La tapa de delante, llevará como detalle, una pequeña ventana que decoraré con el nombre de la persona a la que va destinado el álbum. Sus medidas son de 12x5cm y está situada a 4cm de los bordes derecho e inferior.

Las tapas llevarán además una banda donde irán los extremos de los tornillos de encuadernación y una solapa que se plegará sobre ella misma para esconderlos de la vista cuando abramos el álbum. Las medidas de estas dos bandas serán idénticas, con la anchura necesaria para albergar los orificios para la encuadernación y la altura de las tapas: 2x22cm. Cortaremos por tanto, 4 de estas bandas en total.

Éste es el aspecto de las piezas necesarias para las tapas una vez cortadas.

3-Cortar las hojas que servirán para forrar las tapas

Para decorar el exterior del álbum he escogido un diseño sencillo y clásico que combina una tela de encuadernación para el extremo y solapas con uno de los preciosos papeles de la colección Scandi Sweet de Artemio.

La tela de encuadernación es más apropiada y resistente que un papel o cartulina para esa zona del álbum, al tratarse de una parte articulada y sometida a plegado.

La tela cubrirá 4cm de ancho en ambas tapas. Las medidas de corte son de 11,7x26cm. Explicaré en detalle el porqué de éstas en la parte de la colocación de las bandas.

Para el papel decorado he tenido en cuenta los 4cm que hay que restar de la parte que va con la tela y añadir 2cm a los bordes superior, inferior y derecho (para la parte delantera) o izquierdo (para la trasera) que plegaremos para el forrado. Es decir, cada papel estampado lleva unas medidas de 25x26cm.

4- Forrado de las tapas: tela de encuadernar

Comienzo el forrado por el extremo de la tapa que llevará los tornillos y la solapa para esconderlos. Para ello utilizo la tela para encuadernar de Artemio color tormenta.

El porqué de las medidas que os indiqué (11,7x26cm) es la siguiente.

Para el ancho, debemos sumar el del que cubrirá la tapa, más el de las dos bandas, más el espacio entre ellas, más el borde para plegar el extremo.

La clave está en el espaciado de las bandas entre ellas y con la parte de la tapa. Empiezo desde el exterior hacia el interior de la misma para que comprendáis mejor por qué no es la misma.

La primera banda se pliega hacia la segunda y posteriormente ambas lo hacen hacia la tapa. El primer pliegue permite doblar la tela para que las dos bandas queden una sobre otra pero el segundo va a ser mayor, ya que ahora hay que facilitar el pliegue de un grosor correspondiente a las dos bandas sobre la tapa. Por eso el espaciado no será igual: en el primer caso lo establecemos en 0,7cm y el segundo en 1cm.

En fotos se comprende mejor….

Pues después de esta explicación, seguimos con la operación. Para que quede todo bien alineado, he trazado sobre el papel las guías para colocar las bandas y la tapa del álbum.

Con la cola vinílica de Artemio he encolado la tela de ecuadernar y colocado posteriormente cada pieza en su sitio cuidadosamente.

 

Para que la queda tela bien adherida y evitar la formación de antiestéticas burbujas de aire, no olvides darle la vuelta y repasarlas presionando por encima con la plegadera o con un trapo suave y limpio para eliminarlas.

5 – Forrado de las tapas: Papel estampado

Ahora voy a completar el forrado de la tapa trasera con el papel decorado. Para ello he encolado la tapa con la cola vinílica y he colocado posteriormente el papel, apenas 1mm por encima de la tela de encuadernar y así obtener un mejor acabado en esta parte.

Cuidadito al colocar el papel… Antes de pegarlo hay que comprobar que el sentido del estampado es el correcto teniendo en cuenta que es la tapa trasera. No es difícil equivocarse a la hora de hacerlo y darse cuenta una vez que le damos la vuelta a la tapa y no cuadra con lo esperado 😯 Lo digo por experiencia… 😳

He pasado la plegadera por encima suavemente para eliminar las burbujas de aire.

Le he dado la vuelta para plegar los bordes y completar el forrado.

Para lo primero, tenemos que cortar las cuatro esquinas antes de plegarlas. Hacedlo siempre a unos 3mm de la esquina del cartón, formando un ángulo de 45º. Si no queréis peleraros con la geometría podéis usar una práctica herramienta para facilitaros la tarea. La podéis elaborar con las sobras de cartón y siguiendo el súper tutorial de Bienve que encontraréis en este enlace.

Ya tenemos las cuatro esquinas cortadas, sólo queda plegarlas hacia dentro con ayuda de la plegadera y encolarlas.

 

He marcado con la plegadera el espacio entre las piezas de cartón para un mejor acabado.

Seguimos con el forrado. Siguiente etapa: Cubrir la parte interior de la tapa.

He preferido hacerlo en dos pasos. cubrir primero con tela de encuadernar la parte equivalente a la externa forrada de la misma forma y después colocar una hoja de cartulina kraft para cubrir la parte correspondiente a la tapa propiamente dicha, sin contar las solapas.

La tela la he cortado con unas medidas de 9,5×21,5cm para dejar un mínimo margen a cada lado con el fin de que no se vea la superposición desde el exterior. Para pegarlo, empiezo por el borde interior, alineándolo verticalmente con los bordes que me indica la tela exterior, marco bien con la plegadera la separación y continúo con la parte de la primera banda, repasando con la plegadera, vuelvo a marcar bien con ella la separación y termino con la segunda banda

Para terminar esta tapa, he cortado una hoja de cartulina kraft con unas medidas de 26x21cm, lo que deja un borde alrededor de 0,5cm sobre el total de su superficie (sin contar las solapas).

 

 

Y esto es todo por ahora. En la segunda parte veremos cómo forrar y decorar la tapa delantera con su ventana, la creación del lomo y la preparación de todas estas partes para albergar los tornillos.

Me encantaría saber vuestra opinión sobre este tutorial, si os parece bien explicado o se os hace pesado, si tenéis alguna duda, etc. Hacedlo en forma de comentario, estaré encantada de recibirlos y responder a vuestras dudas.

Haz click en este enlace para ver la segunda parte del tutorial

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

FacebookTwitterPinterestGoogle+Google Bookmarks

2 comentarios en “Crea tu álbum con encuadernación de tornillos (I)

  1. Susana Cremades dijo:

    Tienes tutoriales en vídeo? Me resulta mas fácil de ver que ir leyéndolo, un saludito y gracias mil!!

  2. Rosa dijo:

    ¡Hola Susana! en el canal de youtube también hay tutoriales en vídeo. En esta ocasión al ser un proyecto más complejo he preferido hacerlo de este modo para incluir explicaciones más exhaustivas y no hacer un vídeo que terminaría por ser demasiado largo y tedioso. Además hay detalles que necesitan del zoom y que con fotos puedo mostrar mejos 😉

    Éste es el canal: https://www.youtube.com/user/Creactiblog

    ¡Muchas gracias por tu visita y tu comentario 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *