Crea tu álbum con encuadernación de tornillos (II)

Seguimos con el tutorial paso a paso de la encuadernación con tornillos. Hoy le toca el turno a la portada delantera, el lomo y cómo preparar toda la parte externa para albergar los tornillos.

Si has llegado directamente a esta entrada y te perdiste la primera parte, sigue este enlace.

 

6. Elaboración de la tapa delantera del álbum

Para la tapa delantera, seguimos los mismos pasos que para la trasera en cuanto al forrado de la cara: primero la tela de encuadernar y después el papel decorado.

Cuidado con la posición del cartón, sobre todo teniendo en cuenta la ventana. Hay que asegurarse bien de que la colocamos de forma correcta. Te aconsejo que empieces por poner la tapa como si fueras a abrir el álbum y la tela y el papel decorado sobre ellas y luego le des la vuelta al conjunto para que el encolado se haga correctamente.

Nos quedará así una vez que la hayamos colocado y encolado tanto la tela como el papel decorado.

 

Nos centramos ahora en la parte de la ventana. Vamos a dibujar sobre el papel decorado, a 2cm de distancia, líneas paralelas a los cuatro lados de la ventana y las cuatro líneas que unen las esquinas de los dos rectángulos así formados.

Ahora hay que cortar todas las líneas dibujadas con ayuda del cúter y hacer el plegado de las solapas hacia el interior de la ventana:

Haremos los cortes en ángulo de las esquinas de la tapa y encolaremos los bordes, tal y como hicimos con la tapa trasera. Una vez que terminemos el proceso nos quedará así:

Sólo queda colocar la hoja de kraft blanco en el interior como hicimos con la tapa trasera y ya estará lista la delantera.

Para decorar la ventana, he colocado el nombre de María recortado en un retal de tela de encuadernar y he añadido unas pequeñas decoraciones troqueladas.

Para darle un poco de relieve y brillo, he pintado con el rotulador Wink of Stella transparente el nombre y los adornos. Así queda terminada la portada del álbum.

 

7. Perforación de las tapas para albergar los tornillos

Las hojas interiores van a llevar dos orificios centrados y espaciados por 8cm que se corresponde con el de la taladradora de oficina que utilizaré para perforarlos.

Con un lápiz he marcado los puntos para hacer los agujeros centrándolos en la banda que está unida a la tapa. Cada agujero deberá estar situado a 7cm del borde superior e inferior respectivamente, asegurándose que hay un espacio de 8cm entre ellos.

En cuanto al centrado horizontal, como la banda de cartón tiene 2cm de ancho, el punto central del orificio se situará a 1cm.

Sugerencia: también puedes crear una especie de plantilla cortando una banda de papel con las dimensiones de las del cartón (2x22cm), perforarla con la taladradora y colocándola encima para marcar los puntos exactos donde realizar los orificios.

Para hacer los agujeros he utilizado la herramienta de colocación de ojales de Artemio, con el cabezal más grande, que coincide con el ancho del tornillo que voy a colocar. Lo conseguiremos apretando hacia abajo a la vez que vamos girando. Cuesta un poco pero se perfora sin mayor problema.

La Crop-a-Dile estándar en este caso no nos sería de ayuda ya que no llegaría hasta el punto de perforación. Si tenéis el modelo grande (Big Bite), sí que podréis utilizarla.

Repetimos el procedimiento con el resto de orificios.

8. Realización del lomo del álbum

Para el lomo del álbum he utilizado también la tela color tormenta. Para encuadernar, utilizaré los tornillos de Artemio de 1cm más el alargador de 1cm, dando por tanto una capacidad de 2cm en total (que podremos ampliar en un futuro si así lo deseáramos).

Teniendo cuenta este ancho, he cortado dos bandas de 6,5x21cm que he pegado una contra la otra para que el acabado sea más bonito y resistente que si sólo utilizáramos una. La altura coincide con la de las hojas que va a albergar y no con la de las tapas. Lo he hecho así para romper un poco con la rectitud del álbum y darle un pequeño toque de originalidad. (Lo veréis es las fotos del detalle del álbum una vez terminado 😉 )

Los agujeros se realizan situándolos a 6,5cm de los bordes superior e inferior y a 1cm de los bordes derecho e izquierdo respectivamente. En este caso, dado el grosor de la tela, he podido utilizar la taladradora de oficina.

Ya tenemos por tanto, terminada la parte externa del álbum. En la próxima y última entrega, crearé las hojas interiores y procederé al montaje final del álbum.

Visita la próxima entrada para ver la última parte de este tutorial

Guardar

Guardar

Guardar

FacebookTwitterPinterestGoogle+Google Bookmarks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *